Enójate, pero NO te equivoques y hagas locuras!!!

Cierto día me encontraba analizando las sabias palabras del escritor del libro de Efesios y, para ser mucho más específico, en el versículo 26:

“Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo,”.

Los creyentes normales y con poca capacidad de análisis lo aplican textualmente en sus vidas, y no está malo hacerlo: ellos se enojan pero no permiten que el enojo los dominen y que el furor dure más de un día.

En cierta ocasión escuché a un pastor decir que en la Biblia el “Sol” hace referencia algunas veces a Dios. Si hacemos una simple sustitución de “Sol” por Dios el verso quedaría de la siguiente manera:
“Airaos, pero no pequéis; no se ponga Dios sobre vuestro enojo,”

Dios es la Luz máxima que alumbra y da sabiduría a quien lo pide, por eso quizá dicho pastor comentaba eso en su sermón.

Hay algo que debemos entender también, y es que cuando el versículo menciona la palabra “ponga”  hace referencia a que el sol se esconda.

Si hacemos nuevamente una sustitución de palabras, el versículo quedaría de esta manera:
“Airaos, pero no pequéis; no se esconda Dios sobre vuestro enojo,”.

¡Es aquí en donde esto se pone más interesante aún!

Lo que probablemente el escritor quiso decir (solo Dios lo sabe) es:
“Enójate, pero no peques; no permitas que Dios se aparte y esconda de ti cuando te enojes,”..

El siguiente versículo nos da un énfasis mayor a mi análisis:

“Ni deis lugar al diablo”; es decir, “ni escuches las tentaciones del diablo”.

Cuando el sol se oculta viene la oscuridad de la noche. Esto significa que todo es incierto y muy difícil de ver y adelantarse a los sucesos que una acción pueda traer como consecuencias.

Si sustituimos la frase “no se ponga el sol sobre vuestro enojo,” por “no permitas que te dominen las tinieblas” entenderemos mejor el porqué el siguiente versículo dice “ni deis lugar al diablo” ya que “las tinieblas (oscuridad de la noche)” hace alusión del reino de Satanás.

¿Sabes por qué es importante recordarse de esto cada vez que te enojas?

Simple: porque “fuera de Dios, nada somos”. Cuando Dios es el centro de tu vida, no harás nada para que Él se aparte de ti. Si Él se aparta de ti, vuelves a la naturaleza pecaminosa e irracional del ser humano; si no me crees, lee el libro de Daniel y del cómo aprendió su lección el rey Nabucodonosor el cual se convirtió en una bestia salvaje (se “bestializó”) para aprender la lección que le habían advertido antes que le sucediera eso…

Asi que, desde ahora analiza mejor las cosas cuando te enojes, no sea que hagas algo que desagrade a tu Hacedor y se aparte de ti y se esconda (y no te de su aprobación y respaldo).

¡Enojarse y llegar a la ira NO está prohibido, pero NO actúes cuando te sientes así!

Pero por precuación, que tu enojo no dure tanto que se haga de noche.

image

Chaz Chaz – Efrain Alvarado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s