¿Cómo elegir con quién me casaré?

A lo largo de la vida, cada creyente (hombre y mujer) se hace esta pregunta; la cual, en la mayoría de los casos, es contestada en con la simple y vacía respuesta de “Dios enviará a la persona correcta”.

La biblia es clara en el libro de Proverbios:

  • “El que halla esposa halla el bien, y alcanza la benevolencia de Jehová.”  Prov. 18:22.
  • “Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.” Prov. 31:10.
(Si alguien ha estudiado la Biblia a profundidad y ha encontrado algún versículo en el que haga notorio que la mujer debe buscar esposo, le agradeceré dejarlo en un comentario).

La Biblia nos enseña a que el hombre, como todo buen caballero, debe buscar con diligencia a la mujer idónea. Pero ¿Cómo hacerlo? Esto sólo se logra al identificar las cinco prioridades esenciales que debe tener dicha mujer; principios básicos, claves, fundamentales y muy sencillos que debe poseer para saber si ella nos conviene o no.

  1.  Dios como Prioridad Fundamental. 
    Está más que claro este punto. Si ella no posee a Dios como prioridad número uno, no te conviene. 

    “Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.” 
    Marcos 12:30
  2.  La familia. Se dice que la familia es la base de la sociedad; por lo tanto, la familia deberá ser su prioridad inmediata después de Dios. 
    Si ella no obedece a sus padres, vas por mal camino. Si ella es rebelde, irrespetuosa o antisocial, es mala elección. 
    Si por el contrario, ella demuestra ser obediente, respetuosa y prudente; vas por buen camino. Ella debe disfrutar mucho los viajes y salidas en familia sobre cualquier otra cosa. 
    “Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.” Efesios 6:1-3
  3. Ella debe servir en la iglesia. 
    Aunque no lo parezca, esto es clave en una relación ya que demuestra su nivel de compromiso y responsabilidad (no sólo con Dios; sino, con la iglesia y con sus demás obligaciones) y gratitud. Cuando uno sirve en la iglesia, lo hace por GRATITUD y no por imposición.
  4. Sus estudios o su trabajo. 
    Es claro que ella debe estar comprometida a estudiar o trabajar (según sea el caso) para un futuro mejor y sobrepasar sus metas. Si ella es aplicada y responsable en sus estudios, llegará a ser aplicada y responsable en su trabajo y en su familia.
  5. Una relación sentimental formal. 
    Ella debe tener bien claras sus bases familiares y ministeriales las cuales son la base de un matrimonio largo, duradero y feliz. Recuerda que ella busca un esposo fiel hasta la muerte, que esté con ella en las buenas y en las malas, en la abundancia y en la escacez, al igual que tú.

Por ello, debes tomarte un tiempo en observar si ella cumple dichos principios si buscas una relación de noviazgo para casarte con ella.

Para eso, debes tener tú también estas mismas prioridades en dicho orden para que tu relación no sea solo de unos meses; sino, de toda una vida.

image

Chaz Chaz – Efrain Alvarado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s