2015: Review… ¡Grandes Oportunidades!

Este año lo inicié en la iglesia el 1° de enero en un culto muy especial.

En la iglesia denominamos este año como “El año de las Grandes Oportunidades”, lo cual se convirtió en un rhema para mi vida.

A penas habían pasado 11 días después de ese día y vino una gran oportunidad hacia mi la cual ha durado hasta este día.

A finales de abril, vino otra oportunidad: un trabajo.

Meses pasaron y ahora solo queda poner la esperanza y la fe en Dios en que este nuevo año que inicia en unos días sea mucho mejor que este que finaliza.

Al iniciar este blog lo dediqué en mi corazón para hablar de Dios en medio de cualquier tema y adversidad y he tratado de ser un poco neutro y muy objetivo en cada publicación.

Anhelo que Dios te haya preparado este año para las Grandes Cosas que Dios trae para nosotros.

Personas vinieron, personas se quedaron, personas se nos adelantaron con Dios, personas se fueron definitivamente de nuestras vidas y hay personas que quisieron irse y no pueden pues su corazón está conectado con el tuyo.

Sea como sea, nunca olvides el valor que he tratado de fomentar en la serie de post de “Historias de Navidad”, el cual se fundamenta en la importancia de la unión en familia y su valor en la sociedad como modelo del anhelo de Dios con su Iglesia y con cada creyente.

Nos leemos en unos días.

image

Chaz Chaz – Efrain Alvarado

Historias de Navidad 5

Parte V.
“…Pasaron muchos años en que Edward y sus hermanos se distanciaron entre ellos por motivo de sus propias familias.

Pero ese último año, Edward insistió mucho en que pudieran reunir a toda la familia: sus hijos y nietos.

Edward había tenido una vida de servicio en la iglesia sin descuidarse del regalo más hermoso, su familia; en su rostro se notaba ya el paso de la vida y conservaba ese positivismo que siempre lo caracterizó desde pequeño.

Lamentablemente, esa sería la última Navidad y Año Nuevo que presenciaría junto a su amada y especial esposa ya que ambos se encontraban muy enfermos y presentían el paso hacia la eternidad juntos, como lo habían deseado desde que eran jóvenes.

Reunieron a cada nieto y sobrino.

Joseph y Peter con sus esposas y familias estaban felices porque se reunieron nuevamente, pero desconocían de la enfermedad de su hermano y cuñada.

Los ojos de Edward se llenaron de lágrimas y alegría al ver reunida a tantas personas y anhelaba poder disfrutar un año más a cada uno de ellos, pero Dios le tenía preparado un lugar mejor y sin los dolores que tanto le agobiaban.

Cuando Peter y Joseph estaban preparándose para regresar a sus casas, Edward les convenció de pasar con él el año nuevo.

Con alegría por ello, acordaron irse el 2 de enero.

Entre tanta felicidad que tenía Edward, dudaba en su corazón el contarle a sus hermanos de su enfermedad pues no deseaba arruinarles una fecha muy especial de unidad familiar.

Edward y su esposa se fueron a su recámara para orar y dar gracias a Dios por la vida y por cada momento juntos, buenos y malos; hicieron memoria de la forma en que se conocieron y de muchas vivencias desde que se conocieron hasta ese día. Luego, salieron hacia la sala de la casa.

Cuando llegó la hora de los abrazos, Edward y su esposa estaban sentados tomados de la mano con sus rostros felices… Pero ya era tarde, entre tantas risas y alegría Dios les liberó de su dolor.

Fue un golpe duro para todos pues nadie sabía de la enfermedad que los consumía rápidamente.

Se hicieron presente a su funeral muchos amigos de años, y de infancia, y músicos y pastores que admiraban a Edward por su característica forma de ejecutar su instrumento.

Pero el primer y único biznieto de Edward, un pequeño de tan sólo cinco años; alzó su voz, oró frente a todos y exclamó:
-¡Papá Edward está con nosotros, Papá Dios me lo dijo y me pidió que les dijera que él siempre estará en todo momento a nuestro lado. Sus muchas oraciones por todos ustedes han sido escuchadas. Ahora, rían y estén felices así como Papá Edward era en cada momento sin importar nada!-“

“Navidad y Año Nuevo, días propicios para recordar a aquellos que en silencio oran por nosotros, fechas para recordar que la vida es prestada y que debemos vivirla felices y gozosos en medio de la situación más difícil que podamos vivir. Época para recordar que Dios no hace nada que no tenga un propósito y que nosotros solo debemos aceptar Su Voluntad, ser fieles a Él y honrarle cada segundo”

Esta serie de notas fue basada en la historia de un conocido y compartida con el anhelo de que cada familia regrese y retome su papel en sociedad.

Feliz año nuevo.

Nos leemos en días.

image

Chaz Chaz – Efrain Alvarado

Historias de Navidad 4

Parte IV.
“…Con el paso del tiempo,  Edward y sus hermanos rehicieron sus vidas sin su amada madre.

Peleaban, se apoyaban y cuidaban como cualquier hermano en esta vida.

Cierto día, Joseph decidió emprender un nuevo reto: ser la cabeza de un hogar propio. Al principio todo parecía ir muy bien. El con el paso del tiempo su relación fue forjándose y madurando hasta el día en que logró coronar su carrera universitaria y su mayor meta de vida: casarse y tener hijos.

Tuvo 3 preciosos hijos, con los cuales se gozan en su salud y gran empatía con todo el que les rodeaba.

Posteriormente, llegó el turno de Edward para tomar esta misma decisión y emprender un viaje junto a una muy especial mujer, amiga y gran persona.

Al principio de su noviazgo hubieron momentos buenos y momentos tensos, pero esto solo vino a probar el corazón de ambos hasta el día en que ellos pudieron unir sus vidas en matrimonio.

Ellos tuvieron dos preciosos hijos: Sofía, la mayor, se caracterizaba por ser muy sabia; mientras su hermano José, se caracterizaba por ser un gran soñador, administrador e incluso por interpretar sueños.

Cuando llegó el momento en que Peter formase una familia, tuvo unas pequeñas complicaciones de salud que le impulsaron a aferrarse más a la vida y acercarse a Dios, lo que trajo consigo paz a su vida y una muy cariñosa esposa con la cual tuvieron un único hijo muy amado por ellos.

Desde noviembre se empezaban a preparar y planear cada navidad juntos, tres familias que salieron de un hogar común y corriente, sin un padre que les orientara y con una madre que les enseñó siempre a perdonar a los demás.

Cada navidad, se reúnen para tomarse un tiempo y recordar gratamente a su madre y abuela y dar gracias a Dios por la vida otorgada.

Entre festejos, regalos y abrazos, sus corazones fueron sanados y confortados. Sus esposas son las mujeres más dichosas y felices de aquella pequeña región y sus hijos son muy queridos por sus vecinos… “

” La navidad es una fecha familiar. La familia se compone de aquellas personas que te corrigen en el momento adecuado procurando siempre tu bien”

“Puedes crear una excelente navidad para ti y los tuyos solo si estás dispuesto a dejar el pasado atrás y hacer algo nuevo con tu presente para forjar un futuro inimaginable”

“La navidad no es una fecha específica del año, se debe vivir cada día poniendo a Dios en el centro de todo”

“La navidad nos recuerda que un Dios Todopoderoso nos regaló a su Único Hijo en señal de Amor, por eso debes reflejar dicho amor con aquel que te rodea”

image

Chaz Chaz – Efrain Alvarado

Historias de Navidad 3

En este nuevo capítulo de la vida de Edward ya no se encuentra su padre por cosas de la vida y hay un giro inesperado.

Parte III.

image

“…Ésta navidad fue distinta para Edward y sus hermanos.

Hacia algunos años atrás, su padre se fue de la casa.

Pero a inicios de ese año, falleció su madre, quedando al cuidado de su abuelita.

Esa navidad fue diferente y muy dura.

Edward había aprendido a ejecutar un instrumento y era músico activo en la iglesia a la que asistía…

Después del fallecimiento de su madre, Joseph, Edward y Peter reaccionaron de diferentes maneras… Joseph trató de continuar su vida y mostró su dolor por la pérdida; Edward, encerró su sufrimiento y dolor ocultándolo de todos pero cuando estaba solo, lloraba como un niño; Peter no pudo soportar tanto el dolor de la pérdida pues era el más cercano a su madre y se empezó a desquitar contra Dios por lo sucedido. Su abuela se fue a vivir con ellos; sin embargo, su corazón también lloraba por la pérdida…

Esa navidad, la abuela de Edward hizo la cena.

Joseph y Edward ya estaban trabajando mientras Peter estudiaba.

Ese día Joseph trabajó hasta tarde y Edward hasta medio día, de manera que no pudieron verse sino hasta por la noche, mientras Peter estaba de vacaciones.

Después de llegar a casa y almorzar, Edward comenzó a arreglarse para el recital navideño para el cual había estado preparándose desde meses antes y luego se fue a la iglesia.

Cuando regresó, ya estaban esperándolo para cenar.

Su abuela sirvió la cena y pidió a Joseph orar y dar gracias. Cuando esto sucedió todos lloraron al recordar el esfuerzo de su madre por sacarlos adelante. Cenaron y luego se fueron a dormir.

Esta en convirtió en la navidad más triste para Edward, sus hermanos y su abuelita.

Sin embargo, Edward jamás le reclamó nada a Dios…”

“Las navidades deben vivirse con alegría aún enmedio del dolor”.

“Cuando uno pierde a un ser querido, es difícil ocultar el dolor. La culpa y remordimiento por no haber sido buen esposo/a, hijo/a, madre/padre o amigo/a son las que convierten una época feliz y alegre en un día oscuro. No dejes que esto acontezca en tu vida”.

“Honra a los que te aman para que cuando te hagan falta, su recuerdo sea grato”.

Conozco a una persona que ha perdido a dos seres muy amados para ella en el mismo año. Ahora ella puede llorar por la pérdida porque la separación física de los seres amados es difícil y solo Dios puede dar Paz y Consuelo en esos momentos difíciles.

La ley de la vida es nacer, crecer, reproducirse y morir. Nadie puede hacer nada encontra de esto, solo podemos vivir para que nos recuerden gratamente y vivir para recordar con alegría todos los momentos felices junto a nuestros seres queridos.

Acércate a tus seres queridos a diario y crea nuevos y mejores recuerdos porque solo los recuerdos son nuestros, la vida es prestada.

Chaz Chaz – Efrain Alvarado

Historias de Navidad 2

Pido las disculpas del caso ya que esta nota debía publicarse el pasado jueves y por cosas de mi trabajo no pude dedicarles tiempo.

Seguimos con la historia de Edward, el personaje principal de dicha serie de publicaciones.

Parte II.

image

“… Nuévamente se acercaba una navidad en la vida de Edward, pero esta vez sería la única que recordaría con su familia completa.

Había pasado algún tiempo en que la ausencia de su padre se hizo notoria durante varias navidades pero en esta si pudo estar.

Los problemas entre sus padres se habían resuelto y ahora eran una familia unida.

Desde temprano, su madre se levantó a preparar el desayuno para 4 hombres (Joseph, Edward, Peter y su padre) y todos cooperaron. Luego de desayunar, Joshep se encargó de la limpieza en el interior de la casa; Edward, de los platos y Peter, de la limpieza del jardín trasero de su casa.

Mientras esto ocurría, sus padres se fueron a hacer las compras para preparar la cena.

Todos estaban tan felices de tener por primera vez a su padre en una fecha tan especial, ya que en casi toda su infancia no había podido estar presente por razones del destino.

Luego de almorzar, todos se fueron a preparar sus vestidos de gala ya que por la tarde asistirían a un concierto navideño en una pequeña iglesia cercana a su casa.

Edward siempre mostró un gusto delicado en cuanto a su vestimenta que comprendía en camisas manga larga y pantalones oscuros; mientras, Joseph y Peter, mostraban su gusto por los jeans y playeras.

Salieron hacia la iglesia. Luego del sermón del predicador, el equipo de alabanza tomó su participación en el tan esperado concierto.

Edward era quien más lo disfrutó pues siempre había mostrado un gusto particularmente detallista en la música y se fijaba en cada movimiento de cada músico.

Cuando terminó el concierto, salieron hacia la casa de sus tíos paternos. Se hizo muy tarde y sin quererlo, el ruido y conteo regresivo lo pasaron dentro del automóvil blanco de dos puertas de papá.

Cuando llegaron a su casa, cenaron y dieron gracias a Dios por esa fecha.

Luego, salieron al pasaje y empezaron a quemar los fuegos artificiales que les había comprado su padre, aunque Edward lo hacía aún con un poco de miedo por su incidente de unos pocos años atrás…

Luego se fueron a dormir. Todos se despertaron muy temprano pues habían acordado ir a la casa de campo de una tía abuela del padre de ellos.

Al llegar, vivieron una experiencia diferente: vieron un trapiche y unas cuantas varas de caña de azúcar, las cuales metieron entre los rodos del trapiche y le dieron vuelta al tronco haciendo girar los rodos que exprimieron la caña de azúcar.

Fue una experiencia muy agradable para Edward y sus hermanos.

Sus padres estaban muy felices al verles compartir juntos…”

“La vida es única, aprende de cada momento”.

“La vida consiste en un ir y venir de personas a tu vida. Cada uno decide cuanto tiempo las quieres cerca o lejos”.

“La felicidad viene del corazón… ¡un corazón alegre hermosea el rostro!”

“Vivir en familia es la mejor experiencia que puede tener un pequeño”.

“Los mejores momentos y recuerdos no se fotografían, ¡se viven!”

Chaz Chaz – Efrain Alvarado

Historias de Navidad 1

En esta ocasión, les contaré una de las mejores historias de navidad, en una entrega de 5 partes, una por semana.

A veces, por cosas de la vida, olvidamos el verdadero valor y significado de esta época del año… Sin embargo, esta época es una de las mejores de todo el año, aunque la tendencia en los últimos años ha sido más comercial que familiar…

¡Navidad, fin de año y año nuevo son celebraciones familiares!

Comencemos…

Parte I.

image

“Era un día diferente, había terminado el año escolar y los vientos fríos anunciaban la llegada de una etapa más de vacaciones y descanso de Edward…

Conforme pasaban los días, Edward se levantaba temprano cada día, como lo hacía todos cuando asistía a la escuela; pero esta vez era con el fin de ver caricaturas en la televisión… Así transcurrían las horas.

Al llegar el medio día, llegaba su madre a cocinar el almuerzo junto a sus otros hermanos, Joseph y Peter. Almorzaban juntos viendo noticias y alguna que otra caricatura.

Al retirarse su madre al trabajo, era la hora de sacar los videojuegos y pasar horas intentando llegar al final del mismo. Cuando daban las tres y media de la tarde, era la hora de guardar todo y hacer los quehaceres de la casa y así evitar que su madre les regañara.

Esto sucedía cada día.

En ocasiones, el fin de semana lo pasaban juntos con su abuelita.

Esto acontecía cada año…

Cuando llegó diciembre, ellos esperaban con ansias Noche Buena ya que siempre había algún regalo para cada uno de ellos, el cual era el mismo tipo y marca aunque diferentes modelos: los famosos bloques de ‘LEGO’ ya que les gustaba tanto unir piezas y pasar horas jugando con ellos e imaginando un sin fin de escenarios para jugar.

Desde la mañana de Noche Buena, su madre y abuela iban de un lado a otro al mercado haciendo las compras para la cena. Su madre compraba las verduras para la ensalada, los fuegos artificiales y preparaba a Joseph, Edward y Peter para irse a la casa de su abuelita mientras ella se encontraba preparando la cena desde muy temprano.

Cuando llegaban a la casa de su abuelita, ellos se iban a arreglar el cuarto en donde dormirían con su madre y luego se sentaban a ver películas navideñas mientras llegaba la noche.

Desde las cinco de la tarde el ruido ocasionado por los fuegos artificiales iba en aumento y ellos salían a quemar sus fuegos artificiales. Pero ese año sucedió un pequeño accidente, Edward no se dio cuenta que un pequeño cohete se había encendido mientras lo tenía en su mano porque no se había percatado que algunas personas iban caminando en la calle. Como era de esperar, el cohete explotó en su mano… Edward se puso a llorar por el dolor ocasionado. Cuando su madre se dio cuenta del incidente, revisó cuidadosamente su mano y no encontró ninguna lesión (ya que ella había sido voluntaria en la Cruz Roja).

Cuando lograron olvidarse del incidente, su abuelita les sirvió una pequeña cena mientras veían la televisión en la sala y sonaban muchas canciones en las casas vecinas y tras ellas, el ruido ocasionado por miles de fuegos artificiales.

Luego, salieron nuevamente a la calle a quemar fuegos artificiales. Edward lo hacía con luces chinas mientras Joseph y Peter lo hacían con cohetes.

Así pasaron unas horas hasta que se llegaron las once de la noche con cincuenta y nueve minutos. ¡Era el momento esperado por todos! Se reunieron y empezaron el conteo regresivo que anunciaba las doce de la noche…

Entre abrazos y felicitaciones recibieron juntos la navidad ese año.

Nuevamente cenaron.

Luego, llegó la hora de tomar sus regalos colocados bajo el árbol de navidad en la sala junto al nacimiento y que desde que llegaron a la casa de su abuelita habían visto.

Habían 3 regalos de diferentes tamaños y envoltorios.

Los abrieron y encontraron un nuevo ‘LEGO’ para cada uno de ellos…

Luego de jugar unos minutos se fueron a dormir.

Entre tanto, el ruido por los fuegos artificiales nunca se agotaba.

Esta vez, ellos se levantaron un poco tarde. Pasaron todo el dia y parte de la tarde en casa de su abuelita disfrutando del pavo y de las películas navideñas…”

Nunca se es demasiado tarde para vivir en familia y con la familia cada etapa y época de la vida.

Disfruta cada momento al máximo, como si fuera el último.

Nunca pierdas la inocencia que tienes de niño.

A veces, la vida será dura y ocasionará leves o profundas heridas, pero eso no significa que no podrás levantarte.

¡Vive “un día a la vez”!

Chaz Chaz – Efrain Alvarado