Historias de Navidad 2

Pido las disculpas del caso ya que esta nota debía publicarse el pasado jueves y por cosas de mi trabajo no pude dedicarles tiempo.

Seguimos con la historia de Edward, el personaje principal de dicha serie de publicaciones.

Parte II.

image

“… Nuévamente se acercaba una navidad en la vida de Edward, pero esta vez sería la única que recordaría con su familia completa.

Había pasado algún tiempo en que la ausencia de su padre se hizo notoria durante varias navidades pero en esta si pudo estar.

Los problemas entre sus padres se habían resuelto y ahora eran una familia unida.

Desde temprano, su madre se levantó a preparar el desayuno para 4 hombres (Joseph, Edward, Peter y su padre) y todos cooperaron. Luego de desayunar, Joshep se encargó de la limpieza en el interior de la casa; Edward, de los platos y Peter, de la limpieza del jardín trasero de su casa.

Mientras esto ocurría, sus padres se fueron a hacer las compras para preparar la cena.

Todos estaban tan felices de tener por primera vez a su padre en una fecha tan especial, ya que en casi toda su infancia no había podido estar presente por razones del destino.

Luego de almorzar, todos se fueron a preparar sus vestidos de gala ya que por la tarde asistirían a un concierto navideño en una pequeña iglesia cercana a su casa.

Edward siempre mostró un gusto delicado en cuanto a su vestimenta que comprendía en camisas manga larga y pantalones oscuros; mientras, Joseph y Peter, mostraban su gusto por los jeans y playeras.

Salieron hacia la iglesia. Luego del sermón del predicador, el equipo de alabanza tomó su participación en el tan esperado concierto.

Edward era quien más lo disfrutó pues siempre había mostrado un gusto particularmente detallista en la música y se fijaba en cada movimiento de cada músico.

Cuando terminó el concierto, salieron hacia la casa de sus tíos paternos. Se hizo muy tarde y sin quererlo, el ruido y conteo regresivo lo pasaron dentro del automóvil blanco de dos puertas de papá.

Cuando llegaron a su casa, cenaron y dieron gracias a Dios por esa fecha.

Luego, salieron al pasaje y empezaron a quemar los fuegos artificiales que les había comprado su padre, aunque Edward lo hacía aún con un poco de miedo por su incidente de unos pocos años atrás…

Luego se fueron a dormir. Todos se despertaron muy temprano pues habían acordado ir a la casa de campo de una tía abuela del padre de ellos.

Al llegar, vivieron una experiencia diferente: vieron un trapiche y unas cuantas varas de caña de azúcar, las cuales metieron entre los rodos del trapiche y le dieron vuelta al tronco haciendo girar los rodos que exprimieron la caña de azúcar.

Fue una experiencia muy agradable para Edward y sus hermanos.

Sus padres estaban muy felices al verles compartir juntos…”

“La vida es única, aprende de cada momento”.

“La vida consiste en un ir y venir de personas a tu vida. Cada uno decide cuanto tiempo las quieres cerca o lejos”.

“La felicidad viene del corazón… ¡un corazón alegre hermosea el rostro!”

“Vivir en familia es la mejor experiencia que puede tener un pequeño”.

“Los mejores momentos y recuerdos no se fotografían, ¡se viven!”

Chaz Chaz – Efrain Alvarado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s