Dios no te deja


Una de las peores sensaciones que podemos experimentar es estar perdidos, no tener dirección, no saber para dónde vamos. En la actualidad, tenemos los “GPS”, pero antes dependíamos solo de mapas, rótulos y señales en las carreteras. El “GPS”, no es del todo confiable, porque es muy difícil marcar correctamente, terrenos que en un principio fueron marcados de manera incorrecta. Con cualquier método que usemos como guía, es grandioso cuando llegamos a nuestro destino, pero más poderoso que llegar a nuestro destino siguiendo un mapa o un “GPS”, es ser de aquellos que marcan el nuevo territorio.

Cuando tú llegas a un lugar con un mapa, estás caminando por un lugar que otro ya caminó, que otro ya descubrió y que otro ya estableció el camino para llegar allí. Y gloria a Dios por eso, pero cuán grandes son aquellos que no necesitaron de esos mapas, y se atrevieron a descubrir y a abrir caminos, en medio de la incertidumbre, solo con la noción de que, al otro lado, había algo. Cristóbal Colón es una de estas personas. Dice la historia que Colón recibió la revelación de que la tierra no era cuadrada, cuando leyó en la Biblia el versículo que dice que Dios se sienta sobre el círculo de la tierra. Esto está escrito en sus memorias. Y con esta sola idea, se lanzó y abrió rutas para otros.

Está bien que lleguemos a lugares que otros han llegado, con los mapas que otros han hecho, pero Dios está levantando una generación que se está lanzando, en el mundo espiritual, para llegar a lugares más grandes y poderosos que Dios tiene para sus vidas; lugares para los cuales no hay un mapa, ni un “GPS”. Camina por lugares donde no hay precedentes. Si en tu familia nunca ha habido alguien próspero, libre de deudas, camina por un camino nunca antes caminado, y tú serás el primero. No hay un mapa ni un “GPS” que te vaya a llevar, pero el Dios Todopoderoso te va a dirigir a cosas más poderosas que él tiene para ti, al otro lado.

Decimos que queremos ser únicos, pero muchas veces deseamos lo que otros ya han alcanzando, cuando Dios nos ha prometido cosas mayores, cosas nunca antes vistas. La seguridad que debes tener es que, aunque vayas a caminar un lugar que no conoces, Dios va contigo.

En Josué 1, luego de la muerte de Moisés, Dios levanta a Josué para liderar al pueblo de Israel, y le dice que les entregaría todo lugar que pisare la planta de sus pies, le dice que se esforzara y fuera muy valiente, le dice que repartiera aquella tierra, y le dice que sería prosperado, en todas las cosas que emprendiera. No es que Dios lo iba a prosperar por prosperarlo. Dios le dijo: Si emprendes y caminas, si marcas el paso, yo te prospero. Este era un pueblo que por cuarenta años, Dios les había protegido y provisto de todo. No tenían que pelear, ni trabajar, ni esforzarse para comer y vestir. La dirección que ellos habían tenido hasta aquel momento, era muy sencilla: Iban para donde la nube de la presencia de Dios les dirigiera.

La gente le pide a Dios cosas nuevas, no sabiendo que todo lo nuevo de Dios requiere un cambio en tu manera de ver cómo Dios trabaja contigo. A través de los tiempos, la forma como Dios trabaja contigo, va cambiando. Hay un momento donde Dios trabaja contigo con misericordia, pero hay un momento donde tu victoria va a depender del esfuerzo que tú hagas. Este es un territorio totalmente diferente.

Dios prepara a Josué dejándole saber que las cosas estaban a punto de cambiar, pero le dice también: Yo voy a ir contigo.

“5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.” Josué 1:5

Las cosas serían diferentes, pero Dios estaría con Josué. Dios le estaba diciendo: Vas a comenzar a caminar, personas querrán hacerte frente, cosa que no has vivido en los pasados cuarenta años; pero todo lugar que pisare la planta de tus pies, yo te lo voy a entregar, y nadie te podrá detener, porque yo voy contigo.

Estamos viviendo tiempos de cambios, de territorios nunca antes caminados, pero podemos estar seguros que Dios va con nosotros, y todos cambio tendrá que obrar a nuestro favor. Nadie te podrá hacer frente. Dios te va a dar la victoria. Las cosas ya no son como antes; hay una nueva temporada. Pero, hoy, Dios te dice: Si tú emprendes, yo te prospero; si tú caminas, yo voy contigo; yo voy a ir delante de ti, y nadie te podrá hacer frente.

Estás caminando por territorios que nunca antes habías caminado. Ya no puedes depender de lo que antes dependías, no puedes depender de un solo trabajo, has tenido que hacer más de lo que hacías antes, has tenido que ser creativo, han subido los impuestos; pero no te rindas. Son cosas nuevas, pero Dios va contigo, y cada cambio que venga te va a favorecer. La manera en que habías estado viviendo, ya no va a resultar. Hay una nueva manera, y Dios va a ir contigo, a través de todos esos cambios. Lo único que Dios necesita es que te esfuerces, que seas valiente, que te atrevas, que sepas que él va a ir contigo.


Autor: César Guidos

gps
 Muchas gracias por estas palabras mi querido amigo, las comparto por este medio para que lleguen a más personas. Te bendigo.

(Tomado de Internet)

Chaz Chaz – Efraín Alvarado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s