Dinteles

Mi Otro Yo Oscuro

Estando fuera de casa un día común y corriente, sentí que alguien me llamaba… pero no era de esas llamadas al teléfono celular; tampoco de aquellas llamadas de voces humanas…

Recordé la voz de quien era luego de unos cuantos minutos…

Era la voz de aquel caído que se había ofrecido a ayudarnos…

De inmediato entré al otro mundo y entablamos una nueva conversación:

-He visto que tú te mantienes al margen de una situación que bien conoces y que tienes unas sospechas que pueda estar aconteciendo en tu casa cuando no estás. Déjame decirte que lamentablemente esos presentimientos son correctos. Es más, hoy mismo te darás cuanta cuando llegues…- me dijo el caído.

-¿Estás seguro de lo que dices?-

-¡Sí, por supuesto!-

-¿Pero qué ganas tú con cofirmarme ese molesto presentimiento?-

-Contigo no gano nada más que un poco de confianza; con Aion, tus otros dos ángeles y con el Eterno…

Ver la entrada original 409 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s