40 días: Jornada 4.

5461120-una-vida-con-proposito-libro-140528124532-phpapp01-thumbnail-4

Día 4: Hecho Para Existir Para Siempre.

“…Él (Dios) sembró la eternidad en el corazón humano…” Eclesiastés 3:11 (Nueva Traducción Viviente).
Ciertamente Dios no hubiera creado a un ser como el hombre ¡solo para que existiera un día! No, no; el hombre fue creado para la inmortalidad. Abraham Lincoln

Esta vida no es todo lo que hay. La vida en la tierra es sólo el ensayo antes de la verdadera ceremonia. í. La tierra es sólo el escenario, la escuela preescolar, la prueba de preselección para su vida en la eternidad.Esta vida es una preparación para la próxima. 

Su tiempo en la tierra es, como dijo Sir Thomas Browne: “nada más que un paréntesis de la eternidad.” Usted fue hecho para existir para siempre.

La Biblia dice: “Él sembró la eternidad en el corazón humano”. Usted tiene un instinto natural que lo hace desear la inmortalidad. Esto es porque Dios lo diseñó, a su imagen, para vivir por la eternidad. La razón por la que pensamos que deberíamos de vivir para siempre ¡es porque Dios diseñó nuestros cerebros con ese deseo! 

Un día su corazón dejará de latir. Su cuerpo terrenal es sólo una residencia temporal para su espíritu. La Biblia llama su cuerpo terrenal una “tienda de campaña”, pero se refiere a su futuro cuerpo como una “casa”. “Pues sabemos que, cuando se desarme esta tienda de campaña terrenal en la cual vivimos (es decir, cuando muramos y dejemos este cuerpo terrenal), tendremos una casa en el cielo, un cuerpo eterno hecho para nosotros por Dios mismo y no por manos humanas.” 1a. Corintios 5:1 (NTV).

Si bien vivir en la tierra nos ofrece muchas escogencias, la eternidad sólo nos ofrece dos: el cielo o el infierno. Su relación con Dios en la tierra determinará su relación con El en la eternidad: si aprende a amar y a confiar en Jesús, el Hijo de Dios, será invitado a pasar el resto de la eternidad con El; si rechaza su amor, su perdón y su salvación se pasará la eternidad separado de Dios para siempre.

“Hay dos clases de personas: aquellos que dicen a Dios, ‘Hágase tu voluntad’ y aquellos a quienes Dios les dice, ‘Está bien entonces, que se haga lo que quieres.'” C. S. Lewis.

Desgraciadamente, mucha gente tendrá que soportar una eternidad sin Dios porque escogen vivir sin El aquí en la tierra.

Cuando comprenda plenamente que la vida es más que sólo el aquí y el ahora, y se dé cuenta que la vida es sólo una preparación para la eternidad, entonces empezará a vivir diferente. Empezará a vivir a luz de la eternidad, y eso determinará como maneja cada relación, cada actividad y cada circunstancia. Cuanto más cerca viva de Dios, más pequeño le parecerá todo.

Cuando vive a luz de la eternidad, sus valores cambian y sus prioridades son reorganizadas. Pablo dijo: “Antes creía que esas cosas eran valiosas, pero ahora considero que no tienen ningún valor debido a lo que Cristo ha hecho.” Filipenses 3:7 (NTV).

Si su tiempo en la tierra fuese todo de lo que consiste su vida, le sugeriría que empezara a gozarla a lo máximo inmediatamente.Podría dedicarse a ser totalmente egoísta porque sus acciones no tendrían ninguna repercusión a largo plazo; pero, cuando muera, no dejará de existir. La muerte no es su terminación sino que es su transición a la eternidad y por lo tanto hay consecuencias eternas de todo lo que hace en la tierra. Cada acto de nuestras vidas toca una cuerda que vibrará en la eternidad.

El aspecto más nocivo de la vida contemporánea es que sólo se piensa a corto plazo. Para sacar el máximo provecho de su vida, tiene que mantener continuamente la visión de la eternidad en su mente y el valor de la eternidad en su corazón. El hoy es sólo la punta visible del témpano. La eternidad es todo el resto de la vida que no ve debajo de la superficie.

¿Cómo será estar en la eternidad con Dios?. Sería como tratar de describir el Internet a una hormiga. Palabras no han sido inventadas que puedan hacer posible explicar la experiencia de la eternidad.  “«Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente ha imaginado, lo que Dios tiene preparado para quienes lo aman»” 1a. Corintios 2:9 (NTV).

Dios nos ha dado vislumbres de la eternidad en su Palabra. Sabemos que en este momento Dios está preparando un hogar eterno para nosotros.Disfrutaremos de una comunión ininterrumpida con Dios, y El disfrutará de nosotros por un para siempre sin límites y sin fin. Un día Jesús dirá: “Vengan, ustedes, que son benditos de mi Padre, hereden el reino preparado para ustedes desde la creación del mundo.” Mateo 25:34 (NTV).

“Para nosotros este es el fin de todas las historias… pero para ellos era sólo el comienzo de la verdadera historia. En este mundo, la vida entera de ellos había sido solamente la cubierta y la página del título: ahora, por fin, estaban comenzando el Capítulo Uno de La Gran Historia, la cual nadie en la tierra ha leído, la cual continúa para siempre y en la cual cada capítulo es mejor que el anterior.” 

C. S. Lewis, The Last Battle (New York: Collier Books, 1970), 184.

Dios tiene un propósito para su vida en la tierra, pero éste no acaba aquí. Su plan consiste en mucho más que las pocas décadas que pasará aquí en este planeta.  Dios le ofrece una oportunidad más allá de su vida. La Biblia dice que los planes de Dios “se mantienen firmes para siempre; sus propósitos nunca serán frustrados.” Salmo 33:11 (NTV).

La única vez que la mayoría de la gente piensa en la eternidad es en los funerales y aún entonces lo hacen de una manera superficial y sentimental, basada en la ignorancia. Es dañino vivir en negación de la muerte y no considerar lo inevitable. Necesita pensar más en la eternidad, no menos. “Vale más pasar el tiempo en funerales que en festejos. Al fin y al cabo, todos morimos, así que los que viven deberían tenerlo muy presente.” Eclesiastés 7:2 (NTV).

Si tiene una relación con Dios a través de Jesús, no necesita temer a la muerte. Es la puerta a la eternidad. En lugar  de ser el final de su vida, será la inauguración de su entrada a la vida eterna. “Pues este mundo no es nuestro hogar permanente; esperamos el hogar futuro.” Hebreos 7:14 (NTV).

Comparado con la eternidad, nuestro tiempo en la tierra es sólo un abrir y cerrar de ojos. Las acciones de esta vida son el destino de la próxima. Deberíamos de considerar que “mientras vivamos en este cuerpo no estamos en el hogar celestial con el Señor”. 2a. Corintios 5:6 (NTV).

Hace años, un refrán popular animaba a la gente a vivir cada día como si fuera “el primer día del resto de tu vida.” Pienso que sería más sabio vivir cada día como si fuera el último día de su vida.

“El objetivo de cada día debería de ser prepararnos para nuestro día final.” Matthew Henry.

Pensando En Mi Propósito.

Un Punto Para Reflexionar: La vida es más que sólo el aquí y el ahora.

Versículo Para Recordar: “y este mundo se acaba junto con todo lo que la gente tanto desea. Pero el que hace lo que a Dios le agrada vivirá para siempre”. 1a. Juan 2:17 (NTV).

Pregunta Para Considerar: ya que fui hecho para durar para siempre, ¿cuál es esa cosa que hoy debería de dejar de hacer y cual es esa cosa que hoy debería de empezar a hacer? 


Sería de muchísima ayuda el que me ayuden a compartir estas entradas en sus redes o con un “rebloggear” para que muchas personas también puedan contestarse estas preguntas.

Chaz Chaz – Efraín Alvarado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s