40 días: Jornada 5.

5461120-una-vida-con-proposito-libro-140528124532-phpapp01-thumbnail-4

Día 5: Viendo La Vida Desde La Perspectiva De Dios .

“…¿Qué es su vida?…” Santiago 4:14b (Nueva Versión Internacional).
No vemos las cosas como son, las vemos como somos. Anaïs Nin.

La manera en que ve su vida moldea su vida. Cómo define la vida determina su destino.Una de las mejores maneras para entender a alguien es preguntándole, “¿Qué es la vida?” He oído decir que la vida es un circo, un campo de minas, una montaña rusa, un rompecabezas, una sinfonía, una jornada y un baile.

Si le preguntara cómo se imagina la vida, ¿qué imagen se le vendría a la mente? Esa imagen es su metáfora de la vida. Las personas a menudo expresan las metáforas de sus vidas a través de su forma de vestir, sus joyas, sus carros, sus peinados, las calcomanías en sus autos e incluso en sus tatuajes. 

Su tácita metáfora de la vida influye su vida más de lo que se percata.Si ve la vida como un maratón, lo importante para usted será la perseverancia. Si ve la vida como una batalla o un juego, ganar será muy importante para usted.

¿Cómo ve usted la vida? Para llevar a cabo los propósitos para los que Dios lo hizo, tendrá que retar la sabiduría común y corriente y reemplazarla con las metáforas bíblicas de la vida. “No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.” Romanos 12:2 (NVI).

La Biblia nos ofrece tres metáforas que nos enseñan la perspectiva de Dios de la vida. Estas ideas son la fundación de la vida conducida por propósitos.

La vida en la tierra es una Prueba. Dios continuamente prueba el carácter, la fe, la obediencia, el amor, la integridad y la lealtad de las personas. Palabras como tribulaciones, tentaciones, refinamiento y pruebas ocurren más de 200 veces en la Biblia. 

Adán y Eva no pasaron la prueba en el jardín del Edén y David falló las pruebas de Dios en varias ocasiones. Pero la Biblia también nos da muchos ejemplos de personas que superaron una gran prueba, tales como José, Rut, Esther y Daniel.

El carácter es tanto desarrollado como revelado mediante las pruebas, y la vida entera es una prueba. Dios observa constantemente cómo responde a las personas, a los problemas, al éxito, al conflicto, a las enfermedades, a las desilusiones ¡y aún al clima!..  aún hasta en las acciones más sencillas que suceden desapercibidamente.

Será probado por cambios drásticos, por promesas incumplidas, por problemas imposibles, por oraciones no contestadas, por crítica inmerecida e incluso por tragedias sin sentido. Dios prueba mi fe a través de problemas, mi esperanza a través de cómo manejo mis posesiones y mi amor a través de las personas.

Algunas veces Dios se aleja intencionalmente y no lo sentimos cerca. Ezequías había disfrutado de una comunión muy íntima con Dios. Pero en un momento crucial de su vida, Dios lo dejó solo para probar su carácter, para revelar una debilidad y para prepararlo para más responsabilidades. “Sin embargo, cuando los príncipes de Babilonia enviaron una embajada para investigar acerca de la señal extraordinaria que había tenido lugar en el país, Dios se retiró de Ezequías para probarlo y descubrir todo lo que había en su corazón.” 2a. Crónicas 32:31 (NVI).

Cuando entiende que la vida es una prueba, hasta el menor incidente tiene importancia para el desarrollo de su carácter. Algunas pruebas parecen abrumadoras, mientras que otras ni siquiera las nota. Pero todas tienen repercusiones eternas.

Dios quiere que supere las pruebas de la vida, y, por lo tanto, El nunca permite que las pruebas que enfrente sean mayores que la gracia que El le da para manejarlas. “Ustedes no han sufrido ninguna tentación que no sea común al género humano. Pero Dios es fiel, y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. Más bien, cuando llegue la tentación, él les dará también una salida a fin de que puedan resistir.” 1a. Corintios 10:13 (NVI).

Cada vez que supera una prueba, Dios lo nota y hace planes para recompensarlo en la eternidad. “Dichoso el que resiste la tentación porque, al salir aprobado, recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido a quienes lo aman” Santiago 1:12 (NVI).

La vida en la tierra es un Encargo. Somos administradores de todo lo que Dios nos ha dado. Este concepto de administración comienza con el reconocimiento de que Dios es el dueño de todo. “Del Señor es la tierra y todo cuanto hay en ella, el mundo y cuantos lo habitan” Salmo 24:1 (NVI).

Dios sólo nos presta la tierra mientras estamos aquí. A usted sólo se le deja que la disfrute por un rato.

Cuando Dios creó a Adán y Eva, El les encargó el cuidado de su creación y los nombró encargados de su propiedad. “Y los bendijo {Dios} con estas palabras: <<Sean fructíferos y multiplíquense; llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar y a las aves del cielo, y a todos los reptiles que se arrastran por el suelo {cuídenlo todo}>>.” Génesis 1:28 (NVI).

El primer trabajo que Dios le dio a los humanos fue el de administrar y de cuidar las posesiones de Dios en la tierra. Esta función jamás ha sido cancelada. Todo lo que disfrutamos ha de ser tratado como un encargo que Dios ha puesto en nuestras manos. “¿Quién te distingue de los demás? ¿Qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por qué presumes como si no te lo hubieran dado?” 1a. Corintios 4:7 (NVI).

Nuestra cultura nos dice, “Si no eres el dueño, no lo cuidarás.” Pero los cristianos viven con un estándar más alto: “Porque Dios es el dueño, tengo que darle el mejor cuidado que pueda”. “Ahora bien, a los que reciben un encargo se les exige que demuestren ser dignos de confianza.” 1a. Corintios 4:2 (NVI). Jesús se refirió a la vida como un encargo y contó muchas historias para ilustrar esta responsabilidad hacia Dios. La parábola de los talentos lo ilustra de la mejor manera. “Su señor le respondió: ‘¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! En lo poco has sido fiel; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!'” Mateo 25:21 (NVI).

Al final de su vida en la tierra será evaluado y recompensado de acuerdo a qué tan bien manejó lo que Dios le encargó; así que todas sus acciones, aún los simples quehaceres, tienen repercusiones eternas. Si usted trata todo como un encargo, Dios promete tres recompensas en la eternidad. Primero, se le dará la afirmación de Dios: El le dirá, “¡Buen trabajo! ¡Bien hecho!” Después, recibirá una promoción y se le dará mayor responsabilidad en la eternidad: “Te pondré a cargo de muchas cosas.” Y por último, será honrado con una celebración: “Ven y comparte la felicidad de tu Señor.” 

Dios usa las finanzas para enseñarnos a confiar en El; y para muchas personas, el dinero es la mayor prueba de todas. “Por eso, si ustedes no han sido honrados en el uso de las riquezas mundanas, ¿quién les confiará las verdaderas?” Lucas 16:11 (NVI).

Dios dice que hay una relación directa entre cómo uso mi dinero y la calidad de mi vida espiritual. Cómo manejo mi dinero determina cuánto Dios puede confiarme con bendiciones espirituales. ¿Es la manera en que usted maneja su dinero un obstáculo que previene a Dios de que haga más en su vida? ¿Puede usted ser confiado con las riquezas espirituales?

La vida es una prueba y un encargo, y cuanto más Dios le da, más responsable El espera que usted sea. 


Pensando En Mi Propósito.

Un Punto Para Reflexionar: La vida es una prueba y un encargo.

Versículo Para Recordar: “El que es honrado* en lo poco, también lo será en lo mucho; y el que no es íntegro en lo poco, tampoco lo será en lo mucho.”. Lucas 16:1o (NVI).

Pregunta Para Considerar:  ¿Qué me ha pasado recientemente que ahora me doy cuenta que era una prueba de Dios? ¿Cuáles son las cosas mayores que Dios me ha dado de encargo?


Sería de muchísima ayuda el que me ayuden a compartir estas entradas en sus redes o con un “rebloggear” para que muchas personas también puedan contestarse estas preguntas.

Chaz Chaz – Efraín Alvarado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s