40 días: Jormada 7.

5461120-una-vida-con-proposito-libro-140528124532-phpapp01-thumbnail-4

Día 7: La Razón De Todo.

“Porque de El, por El y para El son todas las cosas. A El sea la gloria para siempre. Amén.” Romanos 11:36 (Biblia de las Américas).
“Todas las cosas hechas por el SEÑOR tienen su propio fin, aun el impío, para el día del mal.” Proverbios 16:4(BLA).

Todo es para él. La meta última del universo es exhibir la gloria de Dios. Dios creó todo para su gloria. Sin la gloria de Dios, no existiría nada.

¿Qué es la gloria de Dios? La gloria de Dios es la expresión de su bondad y de todas sus otras cualidades intrínsecas y eternas.

¿Dónde está la gloria de Dios? La vemos por todos lados, desde las formas más pequeñas de vida microscópica hasta la inmensa Vía Láctea… La creación revela la gloria de nuestro Creador. “Los cielos proclaman la gloria de Dios, y la expansión anuncia la obra de sus manos.” Salmo 19: 1 (BLA).

A lo largo de la historia, Dios ha revelado su gloria a personas en diferentes situaciones (Génesis 3: 8; Éxodo 33: 18-23; 40: 33-38; 1 Reyes 7: 51; 8: 10- 13; Juan 1: 14; Efesios 2: 21-22; 2 Corintios 4: 6-7). Se manifestó como un fuego consumidor, como una nube, como un trueno, como humo y como una luz brillante (Éxodo 24: 17; 40: 34; Salmo 29: 1; Isaías 6: 3-4; 60: 1; Lucas 2: 9). En el cielo, la gloria de Dios provee toda la luz necesaria. “La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que la iluminen, porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera.” Apocalipsis 21:23 (BLA).

La mejor manera de ver la gloria de Dios es en Jesucristo; Èl ilumina la naturaleza de Dios. La Biblia dice “El es el resplandor de su gloria” (Hebreos 1: 3; BLA / 2 Corintios 4: 6b). Jesús vino a la tierra para que pudiéramos entender plenamente la gloria de Dios. “Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad” Juan 1:14 (BLA).

La gloria inherente de Dios es lo que El posee porque es Dios. Es su naturaleza. Se nos manda que reconozcamos su gloria, que honremos su gloria, que declaremos su gloria, que alabemos su gloria, que reflejemos su gloria y que vivamos para su gloria (1 Crónicas 16: 24 Salmo 29: 1; 66: 2; 96: 7; 2 Corintios 3: 18). ¿Por qué? ¡Porque Dios se lo merece! Como Dios creó todas las cosas, El se merece toda la gloria. “Digno eres, Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria y el honor y el poder, porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.” Apocalipsis 4:11 (BLA).

En todo el universo, sólo dos de las creaciones de Dios fallan en traerle gloria a El: los ángeles caídos (demonios) y nosotros (los humanos).Todo pecado, en su raíz, es fallar darle la gloria a Dios. Rehusar traerle gloria a Dios es una rebelión orgullosa, y es el pecado que causó la caída de Satanás y la nuestra también. “Por cuanto todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios.” Romanos 3:23 (BLA).

Ninguno de nosotros le ha dado a Dios la gloria total que se merece de nuestras vidas. Vivir para la gloria de Dios es el mayor logro que podemos llevar a cabo con nuestras vidas.  Dios dice: “a todo el que es llamado por mi nombre y a quien he creado para mi gloria” (Isaías 43:7a/BLA)  por lo tanto, traerle la gloria a Dios debería de ser la meta suprema de nuestras vidas.

¿Cómo Puedo Traerle Gloria A Dios?

Jesús le dijo al Padre: “Yo te glorifiqué en la tierra, habiendo terminado la obra que me diste que hiciera” (Juan 17:4; BLA). Jesús honró a Dios cuando cumplió su propósito en la tierra. Cuando cualquier cosa en la creación cumple su propósito, le trae gloria a Dios. Dios hizo a las hormigas para que fueran hormigas y El lo hizo a usted para que usted fuera usted.

¡La gloria de Dios es un ser humano totalmente vivo!” San Ireneo.

Hay muchas maneras de traerle gloria a Dios, pero estas pueden ser resumidas en los cinco propósitos de Dios para su vida; aquí tiene un panorama de ellos:

Traemos gloria a Dios cuando lo adoramos. La adoración es nuestra primera responsabilidad hacia Dios.

“Al ordenarnos que lo glorifiquemos, Dios nos está invitando a que nos deleitemos de El.” C. S. Lewis.

Dios quiere que nuestra adoración sea motivada por el amor, la gratitud y el deleite, no por la obligación.

“Dios es glorificado a lo máximo en nosotros cuando estamos satisfechos a lo máximo en El.” John Piper.

La adoración es mucho más que alabar, cantar y orar a Dios… es el estilo de vida de disfrutar a Dios, amarle y darnos a nosotros mismos para ser usados para Sus propósitos. Cuando usa su vida para la gloria de Dios, todo lo que hace puede convertirse en un acto de adoración. “Presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia.” Romanos 6:13 (BLA).

Traemos gloria a Dios cuando amamos a otros creyentes. Cuando nació de nuevo, se hizo parte de la familia de Dios. Seguir a Cristo no es sólo cuestión de creer; también incluye pertenecer y aprender a amar a la familia de Dios (1 Juan 3:14). “Por tanto, aceptaos los unos a los otros, como también Cristo nos aceptó para gloria de Dios.” Romanos 15:7 (BLA).

Es nuestra responsabilidad aprender a amar como Dios ama, porque Dios es amor y le da honra. “Un mandamiento nuevo os doy: que os améis los unos a los otros; que como yo os he amado, así también os améis los unos a los otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si os tenéis amor los unos a los otros.” Juan 13:34-35 (BLA).

Traemos gloria a Dios cuando nos hacemos como Cristo. Una vez que hemos nacido en la familia de Dios, El quiere que crezcamos hacia la madurez espiritual. La madurez espiritual es hacernos como Jesús en la manera en que pensamos, sentimos y actuamos. Cuanto más desarrolle un carácter como el de Cristo, más le traerá gloria a Dios. “Pero nosotros todos, con el rostro descubierto, contemplando como en un espejo la gloria del Señor, estamos siendo transformados en la misma imagen de gloria en gloria, como por el Señor, el Espíritu.” 2a. Corintios 3:18 (BLA).

Dios le dio nueva vida y una nueva naturaleza cuando aceptó a Cristo. Dios quiere continuar el proceso de cambiar su carácter (Filipenses 1: 11; Juan 15: 8).

Traemos gloria a Dios cuando servimos a otros con nuestros dones. Cada uno de nosotros fue diseñado por Dios de una forma única con talentos, dones, destrezas y habilidades. Dios no le dio sus habilidades para propósitos egoístas. Se le fueron dados para beneficiar a otros, así como a otros les fueron dadas habilidades para su beneficio (1 Pedro 4: 10-11; 2 Corintios 8: 19b).

Traemos gloria a Dios cuando hablamos a otros de El. Una vez que conocemos la verdad, la expectación de El es que la compartamos con otros. Este es un gran privilegio: presentar a Cristo a otros, ayudarles a descubrir su propósito y prepararlos para su destino eterno. “Porque todo esto es por amor a vosotros, para que la gracia que se está extendiendo por medio de muchos, haga que las acciones de gracias abunden para la gloria de Dios” 2a. Corintios 4:15 (BLA).

¿Cuál Será Su Razón Para Vivir?

Para que pueda vivir el resto de su vida para la gloria de Dios, necesitará hacer cambios en sus prioridades, en su horario, en sus relaciones y en todo lo demás. Algunas veces tendrá que escoger el camino difícil en lugar del fácil. Incluso Jesús tuvo que luchar con esto. “Ahora mi alma se ha angustiado; y ¿qué diré: “Padre, sálvame de esta hora”? Pero para esto he llegado a esta hora. Padre, glorifica tu nombre. Entonces vino una voz del cielo: Y le he glorificado, y de nuevo le glorificaré.” Juan 12:27-28 (BLA).

Jesús llegó a una encrucijada. ¿Escogería cumplir su propósito y traerle gloria a Dios o se echaría para atrás y viviría una vida cómoda y egoísta? Usted se enfrenta con la misma escogencia. “El que ama su vida la pierde; y el que aborrece su vida en este mundo, la conservará para vida eterna.” Juan 12:25 (BLA).

Es hora de resolver este asunto. ¿Para quién va a vivir: para usted mismo o para Dios? Dios le dará lo que necesita con sólo que tome la decisión de vivir para El. “Pues su divino poder nos ha concedido todo cuanto concierne a la vida y a la piedad, mediante el verdadero conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia” 2a. Pedro 1:3 (BLA).

Dios lo está invitando a vivir para su gloria al llevar a cabo los propósitos para los cuales El lo hizo. La verdadera vida comienza cuando se entrega completamente a Jesucristo. Si no está seguro que ha hecho esto, todo lo que necesita hacer es recibir y creer. “Pero a todos los que le recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios, es decir, a los que creen en su nombre” Juan 1:12 (BLA). ¿Va a aceptar la oferta de Dios?

Primero: crea que Dios lo ama y lo hizo para Sus propósitos, cea que usted no es un accidente, crea que fue hecho para existir para siempre, crea que Dios lo ha escogido para que tenga una relación con Jesús y crea que sea lo que sea que haya hecho, Dios quiere perdonarlo.

Segundo: reciba a Jesús en su vida como su Señor y Salvador, reciba Su perdón por sus pecados; reciba Su Espíritu, quien le dará el poder para cumplir el propósito de su vida. “El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que no obedece al Hijo no verá la vida…” Juan 3:36a (BLA)

Dondequiera que sea que esté leyendo esto, lo invito a que baje su cabeza y que quietamente susurre la oración que cambiará su eternidad: “Jesús, creo en ti y te recibo.” Hágalo.

Si oró con sinceridad esa oración, ¡felicidades! ¡Bienvenido a la familia de Dios! Ahora está listo para descubrir y empezar a vivir el propósito de Dios para su vida. Va a necesitar apoyo. Si me envía un correo electrónico o un mensaje a cualquiera de mis redes sociales, podré ponerme en contacto para llevarle en oración.


Pensando En Mi Propósito.

Un Punto Para Reflexionar: Todo es para El.

Versículo Para Recordar: “Porque de El, por El y para El son todas las cosas. A El sea la gloria para siempre. Amén.” Romanos 11:36 (BLA).

Pregunta Para Considerar:  ¿Dónde, en mi rutina diaria, puedo hacerme más consciente de la gloria de Dios?


Sería de muchísima ayuda el que me ayuden a compartir estas entradas en sus redes o con un “rebloggear” para que muchas personas también puedan contestarse estas preguntas.

Chaz Chaz – Efraín Alvarado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s