40 días: Jornada 9; Propósito 1.

5461120-una-vida-con-proposito-libro-140528124532-phpapp01-thumbnail-4

PROPOSITO # 1: USTED FUE PLANEADO PARA EL PLACER DE DIOS.

“…Para que sean llamados robles de justicia, plantío del SEÑOR, para que El sea glorificado”. Isaías 61:3 (Biblia de Las Américas).


Día 9: ¿Qué Es Lo Que Hace Que Dios Sonría?

“Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz.” Números 6: 25 (Reina Valera 1960)
Haz que tu rostro resplandezca sobre tu siervo, Y enséñame tus estatutos.” Salmo 119:135 (RV60)..

La sonrisa de Dios es la meta de su vida. Complacer a Dios es el primer propósito de su vida, su tarea más importante es descubrir cómo hacer eso (Efesios 5: 10). Dichosamente, la Biblia nos da un claro ejemplo de una vida que le dio placer a Dios. Su nombre fue Noé.

En los tiempos de Noé, el mundo entero estaba moralmente corrupto. Dios estaba tan harto con la raza humana que consideró destruirla toda. Pero hubo un hombre que hizo sonreír a Dios. “Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová.” Génesis 6:8 (RV60).

Porque Noé le dio placer a Dios, usted y yo hoy estamos vivos. De su vida aprendemos los cinco actos de adoración que hacen que Dios sonría:

Dios sonríe cuando lo amamos supremamente. Noé amó a Dios más que nada en el mundo, ¡aún cuando nadie lo hacía! (Génesis 6: 9b).

Lo que Dios más quiere de usted es esto: ¡una relación!… nuestro Creador quiere tener comunión con nosotros.  Dios lo hizo para amarlo y El anhela que usted lo ame. “Porque misericordia quiero, y no sacrificio, y conocimiento de Dios más que holocaustos” Oseas 6:6 (RV60).

  Dios lo ama profundamente y desea que usted lo ame así también. El anhela que usted lo conozca y que se pase tiempo con El. Aprender a amar a Dios y ser amado por El debería de ser el mayor objetivo de su vida (Mateo 22: 37-38)

Dios sonríe cuando confiamos en El completamente. La segunda razón por la que Noé complació al Señor fue porque él confió en Dios, aún cuando no tenía sentido. “Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe” Hebreos 11:7 (RV60).

Habían tres problemas que podían haberle causado duda a Noé. Primero, Noé nunca había visto lluvia, porque antes del diluvio, Dios hacía que la irrigación de la tierra brotara del suelo (Génesis 2:5-7). Segundo, Noé vivía cienes de millas del océano más cercano. Aún si aprendiera a cómo construir un barco, ¿cómo lo iba a llevar al agua? Tercero, tenía el problema de reunir a todos los animales y después cuidarlos. Pero Noé ni se quejó ni dio excusas. El confió en Dios completamente y eso hizo sonreír a Dios.

Confiar en Dios completamente significa que tiene fe que El sabe qué es lo mejor para su vida, que El cumplirá sus promesas, de que le ayudará con sus problemas y de que hará lo imposible cuando sea necesario. “Se complace Jehová en los que le temen, Y en los que esperan en su misericordia.” Salmo 147:11 (RV60).

Noé se tomó 120 años para construir el arca. Sin ninguna señal de lluvia, año tras año, él fue criticado sin piedad como “el loco que piensa que Dios le habla”. Pero Noé continuó confiando en Dios. 

¿En qué áreas de su vida necesita confiar totalmente en Dios? Confiar es un acto de adoración. Su fe hace feliz a Dios (Hebreos 11: 6).

Dios sonríe cuando le obedecemos de todo corazón. Salvar la población animal de un diluvio mundial requirió gran atención a logísticas y detalles. Todo tenía que ser hecho de acuerdo a como Dios lo prescribió ( Génesis 6: 22; Hebreos 11: 7b).

Noé obedeció completamentey él obedeció exactamente. Esta es la obediencia de todo corazón. No es de sorprenderse que Dios le sonrió a Noé. El obedeció a Dios de todo corazón. Esto significa hacer lo que Dios dice sin reservas y sin vacilación.  Lo hace sin demora. Todo padre de familia sabe que la obediencia retardada es en realidad una desobediencia.

La obediencia instantánea le enseñará más acerca de Dios que toda una vida de discusiones bíblicas. De hecho, nunca entenderá algunos mandamientos hasta que primero los obedezca. La obediencia desenllava el entendimiento. La obediencia parcial es desobediencia. 

La obediencia de todo corazón es hecha gozosamente, con entusiasmo (Salmo 100: 2; 119: 33).

La Palabra de Dios es clara que no puede ganarse su salvación. La recibe solamente por medio de la gracia, no por sus propios esfuerzos. Pero como hijo de Dios, puede darle placer a su Padre celestial através de la obediencia. Cualquier acto de obediencia es también un acto de adoración. ¿Por qué la obediencia complace tanto a Dios? Porque prueba que usted realmente lo ama (Juan 14: 15).

Dios sonríe cuando lo alabamos y le damos gracias continuamente.  El sonríe cuando le expresamos nuestra adoración y nuestra gratitud. La vida de Noé le trajo placer a Dios porque él vivió con un corazón que alababa y daba gracias a Dios.  El primer acto de Noé después de sobrevivir el diluvio fue expresar agradecimiento a Dios al ofrecerle un sacrificio (Génesis 8: 20).

Alabamos a Dios por lo que es y le damos gracias a Dios por lo que ha hecho (Hebreos 13:15; Salmo 116: 17; 69:30-31).

Algo increíble ocurre cuando ofrecemos alabanza y damos gracias a Dios. Cuando le damos deleite a Dios, ¡nuestros propios corazones se llenan de gozo!

Disfrutamos de lo que Dios ha hecho por nosotros, y cuando expresamos ese deleite a Dios, eso le produce gozo a El; pero también aumenta nuestro gozo (Salmo 68: 3).

Dios sonríe cuando usamos nuestras habilidades.  Después del diluvio, Dios le dio a Noé estas simples instrucciones: “Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra.Todo lo que se mueve y vive, os será para mantenimiento: así como las legumbres y plantas verdes, os lo he dado todo” Génesis 9:1, 3 (RV60).

A Dios le deleita observar cada detalle de su vida, ya sea que esté trabajando, jugando, descansando o comiendo. A El no se le escapa ninguno de sus movimientos ( Salmo 37:23).

Toda actividad humana, excepto el pecado, puede ser hecha para el placer de Dios si la hace con una actitud de alabanza. Puede lavar trastes, reparar máquinas, sembrar una cosecha y criar una familia para la gloria de Dios.

Dios especialmente disfruta verlo usar los talentos y habilidades que le dio. Dios nos dotó a todos intencionalmente diferente para su deleite. Todas estas habilidades le pueden poner una sonrisa al rostro de Dios (Salmo 33: 15).

Cada vez que rechaza cualquier parte de usted mismo, rechaza la sabiduría y la soberanía de Dios al crearlo. “¡Ay del que pleitea con su Hacedor! ¡el tiesto con los tiestos de la tierra! ¿Dirá el barro al que lo labra: ¿Qué haces?; o tu obra: No tiene manos?” Isaías 45:9 (RV60).

“Creo que Dios me hizo con un propósito, pero también me hizo veloz y cuando corro siento el placer de Dios… Dejar de correr sería faltarle el respeto a Dios”. Eric Liddell; Chariots of Fire (Carros de Fuego).

No hay habilidades que no son espirituales, sólo hay habilidades que son mal usadas. Empiece a usar las suyas para el placer de Dios.

A Dios también le da placer verle deleitarse en su creación.  Cada acto de deleite se convierte en un acto de adoración cuando le da gracias a Dios por ello (1 Timoteo 6: 17).

Dios incluso disfruta verlo dormir! Cuando está durmiendo, Dios lo mira con amor, porque usted fue su idea. El lo ama como si usted fuera la única persona en la tierra. 

Los padres no exigen que sus hijos sean perfectos, ni siquiera maduros, para que los disfruten. Disfrutan de ellos en cada etapa de su desarrollo. Dios no espera hasta que alcance la madurez para que El empiece a deleitarse en usted. El lo ama y disfruta de usted en cada etapa de su desarrollo espiritual. 

Dios sabe que usted es incapaz de ser perfecto o sin pecado (Salmo 103: 14). Lo que Dios nota es la actitud de su corazón: ¿es su más profundo deseo complacerlo a El? Cuando vive a luz de la eternidad, su enfoque cambia de “¿Cuánto placer estoy sacando de la vida?” a “¿Cuánto placer está sacando Dios de mi vida?” (2 Corintios 5: 9).

Dios está buscando personas como Noé en este siglo: personas dispuestas a vivir para el placer de Dios. “Jehová miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres, Para ver si había algún entendido, Que buscara a Dios.” Salmo 14:2 (RV60).

¿Va a hacer usted complacer a Dios la meta de su vida? No hay nada que Dios no haga por la persona totalmente concentrada en esta meta.


Pensando En Mi Propósito.

Un Punto Para Reflexionar: Dios sonríe cuando confío en El.

Versículo Para Recordar: “Se complace Jehová en los que le temen, Y en los que esperan en su misericordia.” Salmo 147:11 (RV60).

Pregunta Para Considerar: Ya que Dios sabe qué es lo mejor para mí, ¿en qué áreas de mi vida necesito confiar más en El?


Sería de muchísima ayuda el que me ayuden a compartir estas entradas en sus redes o con un “rebloggear” para que muchas personas también puedan contestarse estas preguntas.

Chaz Chaz – Efraín Alvarado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s