Versículo del día 


Juan 15:13

Chaz Chaz – Efrain Alvarado

Anuncios

Qué es la alabanza? Parte III.

La importancia del Cántico Nuevo.

La importancia de cantar un cántico nuevo (Salmo 40:3) consiste/reside en cantar algo que provenga de lo profundo del corazón y que alabe el nombre de Dios; éste cántico posee un poder sobrenatural porque Dios habita en medio de su alabanza.

Todo cristiano, en el reino de Dios, es un músico (véase como aquel que compone y ejecuta música).

Cuando cantamos espontáneamente, le cantamos a Dios nuestras oraciones, peticiones… es entonces cuando Dios ve la intención del corazón y no los aspectos técnicos.

Dios ve con mayor significado una alabanza espontánea que una previamente escrita; para Él, el canto espontáneo es más importante porque nace del corazón; es decir, porque es personal y Dios ve tu disposición. Esto es equivalente a que un esposo le diga cosas bellas (que salgan de su corazón) a su esposa.

Con un cántico nuevo se manifiesta la presencia de Dios (Salmo 22:3) porque Dios escoge este tipo de canto para habitar en medio de ellos (Salmo 149:6). Con el cántico nuevo viene la ministración, liberación, sanidad…

Según el Salmo 40:3, cántico nuevo proviene del hebreo Tehillah.

En 1ª Samuel 16:14-18,23 se habla de la Batalla Espiritual más famosa. Cuando cantamos una Tehillah, Dios pone en contra todo aquello que el enemigo (satanás) trata de hacerte y se lo hace a sus secuaces (Efesios 5: 18-19). Un cántico espiritual es un cántico del Espíritu, hecho por Él y para Él.

Todos somos cantores (independientemente si cantamos bien o no) porque el Espíritu Santo mora en nosotros y Él es un cantor-adorador de corazón; así que deja que el Espíritu Santo cante en nuestro lenguaje o en otras lenguas. El Espíritu Santo canta en cada segundo que transcurre.

Apocalipsis 14:3 habla de cánticos que se pueden cantar por todas las denominaciones (de creyentes).

Dios quiere que le cantes según tu cultura para que se manifieste en tu vida y en la vida de tus familiares; así que canta un Tehillah desde lo más profundo de tu corazón con sinceridad y proclamando el nombre de Cristo.

Salmos 96-1.jpg

Lamar Boschman.

Chaz Chaz – Efraín Alvarado