Qué es la alabanza? Parte IV.

Nuestra responsabilidad como Adoradores.

Nuestra adoración es para glorificar a Cristo.

Es nuestra responsabilidad responder a Él en la adoración. La adoración es una relación, por eso es importante responder con adoración. Debe haber una estrecha intimidad con Dios antes de tener un ministerio.

Lucas 10:38-42 nos habla de tener una relación íntima con Él antes de servirle. Es necesario trabajar en tener una relación con Dios. Si no tenemos una relación con Dios, no basaremos nuestros pensamientos y acciones en nuestra relación con Dios; sino, en otras cosas.

El pasar un tiempo en intimidad con Dios trae descanso y paz. Dios quiere que seamos fervientes en la alabanza y en la adoración. Hay que ser locos para Dios (2ª Corintios 5:13-15).

Apocalipsis 3:15-16 nos habla sobre las temperaturas (frío, tibio o caliente), Dios nos insta a que seamos extremos… extremadamente “calientes” en nuestro caminar, extremos en adorar, extremos en fe, extremos en fidelidad hacia Él…

Hay que amar a Dios sin reservas, sin límites y sin condiciones (Salmo 103:1).

Apocalipsis 19:1-3 y 5:13 nos hablan de la adoración en el cielo. Es nuestra responsabilidad buscar a Dios siendo extravagantes en nuestra relación y comunión con Él.

apocalipsis-3-15-16

Lamar Boschman.

Chaz Chaz – Efraín Alvarado

Anuncios