Versículo del día 


Hechos 4:12

Chaz Chaz – Efrain Alvarado

Anuncios

Alabanza: Una respuesta auténtica de Dios.

No necesitas el himnario…pero tampoco necesitas música moderna.

La alabanza es nuestra respuesta a Dios más allá de la música y el estilo. ¿Pero qué tan importante es para tu iglesia el estilo de música? Usamos cierto estilo para identificarnos con la gente, pero no como la única forma de alabanza.

La música es una herramienta, la alabanza es una respuesta; no son lo mismo. No alabamos la música, sino a Dios quien creó todas las cosas, incluyendo la música.

La música se convierte en el medio y forma de expresión para crear una profunda y excelente combinación de dulces melodías/armonías que suben delante del trono de Dios en el cielo. Pensando en esto, necesitamos mantener nuestro enfoque y atención en Dios. Es muy fácil engancharnos con los sonidos hermosos que producimos o incluso los efectos de la música. Pero cuando hacemos esto, nuestro enfoque se queda en el escenario. Nuestro objetivo debería ser hacia nuestro Dios Todopoderoso en el cielo.

El Señor lo dice de manera clara en Amós 5:23. Israel estaba trabajando muy fuerte para restaurar el templo para alabarle. Desgraciadamente, esa alabanza se desvió de lo que Dios había destinado; se desvió en la alabanza del hombre.

Dios dice: “Aparta de mí el ruido de tus cánticos, pues no escucharé siquiera la música de tus arpas” (Amos 5:23).

Cuando venimos a alabar con nuestros instrumentos y nuestras voces, debemos estar conscientes de la música que estamos haciendo. ¿Estamos creando sonidos para Dios o para los hombres?

1 Corintios 16:14 dice que “debemos hacer todo con amor”. Este tipo de amor proviene de Cristo en nuestros corazones, quien nos ha esparcido con una conciencia culpable y ha limpiado nuestros cuerpos de pecado (Hechos 10:22). Ya sean nuestros instrumentos o nuestras voces, debemos usarlas como herramientas de alabanza y adoración.

Tocamos y cantamos nuestras humildes oraciones a Dios agradeciendo al Padre por Él. No se trata del estilo, sino con producir música desde un corazón puro para agradarle. Alabar tampoco es irse a lo tradicional ni a lo moderno. Es la respuesta de un auténtico corazón a Dios.

IMG_1083.JPG


Devocional Tomado de la app de Biblia “YouVersion”, de la serie “La Prioridad en la alabanza”.

Chaz Chaz – Efrain Alvarado