Buscando en los lugares equivocados

david boudia

David Boudia pensó que había descubierto el secreto para la satisfacción: si pudiese entrar al equipo de clavadismo de los EE.UU. y ganar una medalla olímpica, eso sería suficiente.

El enfoque de su vida entera giraba entorno a su deporte. Todo lo que hacía era para mejorar sus clavados y avanzar hacia su sueño olímpico.

Cuando arribó a Beijing para las Olimpiadas en 2008, tenía una sola meta: la medalla.

“Lo único que importaba era yo, mi gloria y mi dinero”, recuerda David. “Realmente, lo que pensaba todo el tiempo era, ´necesito la medalla, necesito la medalla´.”

Pero David regresó a casa con las manos vacías, habiendo terminado 5to. y 10mo. en sus eventos. Haber competido en los juegos Olímpicos debía ser una experiencia asombrosa, pero David abandonó Beijing sintiéndose devastado e insatisfecho.

Una vez que David llegó a la universidad, comenzó a buscar formas diferentes de encontrar satisfacción. Se involucró en las fiestas universitarias y buscaba la opinión de sus amigos paras su valor como persona.

“Iba al camino de la destrucción total”, dice.

Este “camino” le guió a llamar a su entrenador una noche. David había perdido su sentido de rumbo y sabía que necesitaba ayuda.

El entrenador de David lo invitó a su casa, donde él y su esposa le contaron la historia del Evangelio al joven clavadista. Ellos le explicaron que la satisfacción y el propósito solo se podía hallar en una relación con Jesús. Esa noche, David tomó la decisión de seguir a Jesús.

“Mi entrenador comenzó a invertir en mí”, dice David. “No en qué clase de clavadista era dentro de la piscina, sino en la clase de hombre que era fuera de la piscina.”

El impacto de su nueva relación con Jesús y la influencia de su entrenador eran evidentes al acercarse las Olimpiadas de 2012. Esta vez tenía una mentalidad completamente diferente. David ya había hallado satisfacción verdadera en Cristo; cualquier éxito deportivo simplemente crearían una oportunidad para disfrutar su deporte y traer gloria a Dios.

“El clavadismo es solo un deporte, no es quien soy yo y no me define”, dice el ahora medallista de oro. “Mi fe es lo que me define. No salto para mí; lo hago para dar gloria a Dios.”

Preguntas: ¿Dónde estás buscando para hallar satisfacción? ¿Cómo puede suplir Dios las necesidades que estás experimentando?

Oración: Señor, sé que solo Tú puedes satisfacerme. Te alabo porque tu amor incondicional es mejor que la vida.


Autor: Morena Villalobos.

Chaz Chaz – Efrain Alvarado

Sigo siendo humano – Pablo Rosales ft HDH

Hace unas semanas atrás le escribí un mensaje privado a algunos de mis amigos, el cual cito textualmente:

De vez en cuando recordá que aún sigo vivo, que sigo siendo humano… con sentimientos y pensamientos… que fallo… que soy buena persona… o eso creo… porque ya poco me queda de ser humano….

darker mode

Esto me hizo recordar este tema musical de HDH y Pablo Rosales, el cual describe el sentir de una persona que se siente discriminada por la sociedad por causas desconocidas y rodeado de soledad la cual inicia una conversación con otra persona, pero con el paso de la conversación expresa tener una leve “chispa” de vida, por sentirse vivo y sentirse humano, con la capacidad de dar y amar. ¡Espero les guste!

Después de escuchar este tema, surge la siguente pregunta: ¿cúantas veces nos hemos sentido así… casi morir por las circunstancias dificiles de la vida y recordar que aún sigues siendo humano?

Chaz Chaz – Efrain Alvarado